Información de interés sobre el empadronamiento en España.

  • 26/04/2014

  • ¿Qué es el empadronamiento?

    Empadronarse significa inscribirse en el Padrón Municipal, un registro donde figuran todos los vecinos y vecinas de la localidad. Pueden empadronarse tanto las personas con nacionalidad española como las extranjeras, independientemente de su situación administrativa regular o irregular y de su edad.

    Empadronarse:

    Las personas que viven en el municipio tienen la obligación de inscribirse en este registro.

    - Puede ser un requisito en muchos trámites oficiales, ayudas sociales y ayudas económicas.

    - Permite solicitar la Tarjeta Individual Sanitaria, la escolarización de los menores o acceder a los Servicios Sociales del municipio.

    - Sirve para probar el tiempo que la persona lleva residiendo en España.

    - Posibilita la participación en los programas para mejorar las condiciones de vida de los vecinos y vecinas.

    La persona extranjera no comunitaria, salvo la que tiene autorización de residencia de larga duración, deberá renovar su inscripción en el Padrón Municipal antes de que pasen dos años desde que se inscribió. Si no lo hiciera, el Ayuntamiento podrá darle de baja sin audiencia previa.

    Requisitos:

    - Ser mayor de edad o menor con autorización.

    -Residir en el municipio.

    Tramitación:

    Se debe rellenar y firmar el impreso de inscripción. Es recomendable presentar una solicitud por escrito y pedir una copia de la misma con el sello de entrada.

    Se debe presentar un documento oficial que identifique debidamente:

    - En el caso de las personas con nacionalidad española, el DNI.

    - Los documentos identificatorios para extranjeros no comunitarios son el NIE expedido en documento o pasaporte en vigor. Los menores necesitan el Libro de Familia o un boletín de nacimiento legalizado.

    Se debe presentar, asímismo, un documento que acredite el uso de la vivienda:

    - En el caso de haber residentes en esa misma vivienda y que ya están empadronados, alguno de ellos debe firmar el escrito de autorización o permiso a residir en esa vivienda y añadir una fotocopia de su identificación.

    -Si no hay ningún otro residente en la vivienda, es necesario el título de propiedad  o el contrato de alquiler.

    - En el caso de no tener ninguno de los dos anteriores, se deberá solicitar por escrito el alta en el padrón y será la administración la que compruebe la veracidad de los datos y la residencia.

    Cuando un menor se empadrone en un domicilio distinto del de sus padres, debe existir un documento de autorización.